El Blog

 
 

Calendario

<<   Mayo 2006  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Alojado en
ZoomBlog
 

Feria del Libro Usado en Osorno y Noticias UC

Por Jackielagos - 1 de Mayo, 2006, 2:13, Categoría: General

En nuestra ciudad se está llevando la muestra de la "Segunda Feria del Libro Usado", buen panorama para este fin de semana largo, una buena idea para un regalarse un buen título a la mitad de precio que generalmente encontramos en librerías.

Los Osorninos tendremos hasta el 7 de mayo para ir a recrearnos en la amplia gama de posibilidades; revistas, novelas, libros de lectura obligada para escolares y más de una reliquia para los coleccionistas.

2·Feria del Libro Usado en Osorno desde el Sábado 29 de

Abril hasta el Domingo 7 de Mayo

Investigadores se refieren al Chile de 1840 a 1925

LA VIDA PRIVADA DE LOS CHILENOS EN LA HISTORIA ES DEVELADA EN UN LIBRO

5 de abril de 2006

El segundo tomo del libro Historia de la vida privada en Chile. El Chile moderno. De 1840 a 1925 intenta ir más allá de la historiografía que ha hecho de la nación su objeto esencial de estudio. En la presentación, los historiadores Rafael Sagredo y Cristián Gazmuri explican que los temas planteados permitirán formarse una visión más completa del acontecer de las personas que la protagonizaron, cuyas vidas también forman parte de la historia y, por tanto, de la realidad actual.

El primer capítulo se abre con un estudio de Rafael Sagredo sobre los enfermos del siglo XIX. A través de las patologías y las formas de enfrentarlas se identifican algunas situaciones estructurales que condicionaron la salud de la población que dan cuenta de una precaria realidad sanitaria del país, en medio de una evidente modernidad capitalista. De esta forma, la indefensión de la personas frente a las enfermedades en un agudo contraste con la positiva evolución del Estado no hace más que descubrir y exhibir condiciones materiales de existencia infrahumana.

Otro tema es la afectividad en la sociedad del siglo XIX. La violencia aparece en el centro de las relaciones. Las conductas descontroladas no sólo son habituales, sino también toleradas. El Chile que entra a la modernidad aparece como una sociedad siempre en conflicto. Dentro del ámbito privado se manifestó a través de numerosas transgresiones de orden amoroso y en relaciones familiares agresivas, escribe René Salinas.

El tercer capítulo está dedicado a la vida popular que sobrevivió, como lo escribe Maximiliano Salinas, en medio de una sociabilidad singularmente festiva expresada a través de la comida, la música y el humor. El gozo de vivir aparece como una de las características esenciales del pueblo mestizo.

Las prácticas del pueblo y sus costumbres son la temática de Loreto Egaña y Mario Monsalve. Escriben que la escuela pública se transformó en un espacio social en que lo privado y lo público se vincularon plenamente, en especial respecto de las características particulares que los alumnos arrastraban desde su mundo familiar.

El progresivo repliegue de actividades que alguna vez fueron públicas se observa con claridad en lo relacionado con el culto y la piedad católica. La historiadora Sol Serrano se refiere a la estricta separación que el Estado liberal impuso entre el espacio público y el privado. La esfera privada se identificó con la vida familiar, con la jerarquía, la protección y dependencia de la mujer con el marido, de los hijos con los padres y de los sirvientes con los patrones. En este esquema la Iglesia debió acatar las normas que le dificultaron el uso de calles y plazas para que sus fieles exteriorizaran su religiosidad.

Sobre el espiritismo en Chile escribe Manuel Vicuña, quien sostiene que esta práctica permitió hacer menos doloroso el impacto de las pérdidas afectivas. Este nuevo movimiento resultó un antecedente de actitudes y tendencias propias del siglo XX.

El siguiente capítulo muestra la vida en la pampa salitrera. Sergio González, aborda la sociabilidad y existencia cotidiana del obrero pampino. La vida dura de este trabajador lo obligó a desarrollar formas de solidaridad que también se expresaron en prácticas privadas en el campamento que era lo que tenían más próximo a un hogar. Como contrapartida, Mateo Martinic escribe sobre la vida patronal en las estancias magallánicas. Explica que estaban dotados de todas las comodidades posibles, incluso teléfono, para hacer la vida familiar lo más grata posible en un medio natural duro. Sin embargo, a pesar de los medios materiales no dejaba de ser precaria al igual que la de los obreros pampinos, por el aislamiento y condiciones geográficas extremas.

Otro de los tópicos desarrollados en la publicación fue la realidad experimentada por los principales actores que, desde el lado chileno, protagonizaron la Guerra del Pacífico. En ella, Carlos Donoso y Ricardo Couyoumdjian escriben que las sucesivas campañas militares y la suerte final de la gran mayoría de los soldados que terminaron en calidad de veteranos indigentes, mientras el país explotaba la extraordinaria fuente de riquezas que fue el salitre, refleja elocuentemente que el esfuerzo de muchos no fue recompensado debidamente.

El sistema carcelario del país también es tema de otro de los capítulos. Daniel Palma y Marcos Fernández escriben que en ese tiempo la cárcel estaba concebida como un lugar de castigo y martirio, un infierno en donde los reclusos debían sufrir en vida por sus crímenes, sin prácticamente ninguna posibilidad de rehabilitación.

En contraste, el próximo capítulo se detiene en el esparcimiento y diversión de algunos de los miembros de la sociedad chilena y muestra la diferencia con la realidad cotidiana de la gran mayoría de la población. La transformación de Viña del Mar de jardín privado en balneario público de la élite, que explica Álvaro Góngora, demuestra una vez más la potencialidad de la historia de la vida privada para reflejar las características de la estructura social chilena de esa época.

El penúltimo capítulo de la publicación está dedicado al rol que les tocó vivir a las féminas durante el siglo XIX. La constatación de que en Chile la mujer estaba condenada a una posición de inferioridad provoca reacción en algunas de ellas. Es el caso de Maipina de la Barra, quien luchó por los derechos de la mujer y se anticipó con ello a uno de los procesos revolucionarios del siglo XX, que apunta a reconocer su participación en la vida pública, económica y cultural de la sociedad.

Finalmente, Jorge Rojas escribe sobre la creciente preocupación por los niños a fines del siglo XIX. Esos menores hicieron posible el desenvolvimiento de formas de sociabilidad y de expresión de la vida privada asociada a fiestas y diversiones, a juegos y juguetes, a prácticas de recreación y esparcimiento.

Los trece capítulos que conforman la edición, más la presentación de la obra escrita por Cristián Gazmuri y Rafael Sagredo se distribuyen en 392 páginas. El tercer tomo, El Chile Contemporáneo. De 1925 a nuestros días, será presentado a fines de este año.


Mayores informaciones:
Ana María González Lorenzo, periodista, teléfono 354 2491, amagonza@uc.cl

(artículo enviado por: Marianne Werkmeister al "La Bohemia")

Permalink :: Comentar | Referencias (0)

Blog alojado en ZoomBlog.com